Los contenidos (sea texto, vídeo, audio, imagen,…) es la parte central y más importante de cualquier sitio web. A veces centramos la atención en la fase de creación o en el aspecto, cuando el día más importante de un blog es el siguiente: de qué vas hablar mañana, tras lanzarlo, o tras lo último que acabas de publicar…

Sé originalAl publicar tus contenidos, sé original. Parecería que es más o menos evidente, pero no siempre se respeta.

Para empezar, si un día descubres que no sabes qué contar en tu blog y necesitas recurrir a copiar artículos para mantenerlo… te recomendaría que te replantearas si necesitas un blog.
Quien visita tu blog espera encontrar tu opinión, lo que tú tengas para aportar…

Más aún, los buscadores suelen penalizar a los sitios que utilizan contenidos copiados, con lo que podrías encontrar dificultades en aparecer en las páginas de los buscadores.

Evidentemente, no quita que en un momento dado puedas copiar un texto, bien porque te parece adecuado, bien porque quieras darle difusión desde tu blog. En este caso, creo importante seguir unas pocas pautas:

  • incluye una referencia en tu artículo, indicando que es una copia. Si tu artículo se apoya en él, o si lo critica, permite a quien esté leyendo tu blog encontrar la referencia al original.
  • personalmente, me suele gustar no copiar el contenido tal cual, sino incluir algún texto de mi cosecha (un comentario, o una explicación de porqué me parece interesante y apropiado para poner en mi blog) y el enlace al artículo. De esta forma, aporto algo al contenido original y permito que se visite el artículo original.
    Esta práctica me lleva en ocasiones a entablar contacto con las/os autoras/es, lo que es muy interesante.
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *