Últimamente, hemos estado hablando sobre seguridad, sobre el uso de las contraseñas, sobre los certificados, y los métodos de encriptación…
Puede parecernos algo de película, pero en realidad, está en la base de cualquier forma de comunicación no personal. El correo electrónico, los sistemas de mensajería (chat, Whatsapp,…), los perfiles de redes sociales, las tiendas online o los bancos utilizan mecanismos de seguridad que básicamente combinan las contraseñas y los certificados.

whatsapp-telegramWhatsapp ha realizado recientemente una actualización para encriptar los mensajes, algo que Telegram ya venía haciendo. Veamos en qué consiste:

  • Antes de enviar un mensaje, tu teléfono recoge el mensaje y lo encripta. Ese mensaje es el que enviarás realmente. Si alguien lo bloqueara, no sería posible leerlo.
  • Sólo quien lo envía y quien lo recibe disponen de la clave necesaria para leerlo: es un cifrado extremo a extremo.
  • La clave es distinta para cada mensaje.
  • Se encriptan tanto los mensajes como las imágenes, vídeos o llamadas.
  • En el caso de WhatsApp, este mecanismo funciona entre dos teléfonos que estén actualizados. Si uno de los dos teléfonos no está actualizado, la conversación no se encripta en ninguno de los sentidos.
  • El cifrado funciona siempre, y no es posible desactivarlo.

candadoRojoGmailTambién Gmail ha añadido un mecanismo para informar sobre la fiabilidad del remitente de un mensaje (poniendo un candado rojo abierto o cerrado junto a su nombre). Y hace tiempo que los navegadores usan escandalosas páginas para advertir de que un sitio podría no ser seguro, basándose en la información de su certificado.

Sin duda, la seguridad es un elemento vital en nuestras comunicaciones, tanto para garantizar que nadie acceda a lo que no debe, como para asegurarnos de que quien envía un mensaje es quien dice ser.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *