En los años 60, Milgram realizó una serie de experimentos denominados del Mundo Pequeño. En ellos, pedía a unas personas que enviaran un paquete a unas personas de la otra punta de los Estados Unidos de los que únicamente daba el nombre y la población. Para hacerlos llegar, debían enviarlos a otras personas que ellos conocieran y que consideraran que estuviera lo más cerca de encontrar al destinatario final. Y esa persona debería hacer igual.
Al final del experimento, de los 296 paquetes, sólo llegaron 64, y estos, necesitaron entre 5 y 6 pasos para llegar.

Experimentos como estos hicieron pensar que el mundo puede tener una propiedad de Mundo Pequeño, por la que las personas, a pesar de ser muchas, pueden relacionarse con relativamente pocos vínculos.

De hecho, se elaboró la teoría de los seis grados de separación, por la que cualquier persona en la tierra podría estar conectado a cualquier otra persona del planeta a través de una cadena de conocidos que no tiene más de cinco intermediarios (conectando a ambas personas con sólo seis enlaces).

Según estas ideas, las redes sociales pueden pretender conectar a muchas personas en relación a sus intereses, ideas, afectos,…

Puedes leer más en Wikipedia, en los artículos sobre Experimentos del Mundo Pequeño, Mundo Pequeño, Seis Grados de Separación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *