Si tienes cosas que contar y quieres decir en alto lo que sea que te pase por la cabeza, debes tener en cuenta el microblogging.

Los más conocidos son Twitter o Tumblr, que permiten difundir mensajes (texto de 140 caracteres en Twitter; Tumblr permite la publicación de fotos, vídeos,…), con lo que es un mecanismo muy interesante para publicar ideas cortas, comentarios, difundir noticias,…

Pero otra forma de uso interesante es la de consulta: al ser blogs, a diferencia de redes como Facebook, donde la información publicada puede ser privada, en los microblogs (salvo que se protejan por alguna razón) el contenido es público. Al ser actualizados de forma mucho más ágil que los blogs u otro tipo de sitios, son especialmente útiles para seguir eventos concretos y acceder a la información difundida por quienes participan de ellos y los consiguientes comentarios que pueden surgir.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *